New York Fashion Week S/S 2014: Robert Rodriguez (LookBook)

collage

Robert Rodriguez está celebrando el décimo aniversario de su colección homónima con mucha novedad: un nuevo estudio realizado en ladrillo encalado y con una instalación de luz en zigzag), un nuevo logotipo (la fuente ya minimalista se ha recortado aún más), y un nueva dirección para la colección. “Es una renovación total”, dijo el diseñador en su nuevo espacio luminoso en el distrito Meatpacking de Nueva York.

La alineación de primavera todavía tiene los elementos deportivo meets sexy del pasado, pero hay un nuevo borde de refinamiento. (Lo que es el elemento “cursi LA” que afecta a tantos costa oeste diseñadores, tal vez eso es porque Rodríguez divide su tiempo entre las dos ciudades, y en esta ocasión New York ganó.)

Todo es blanco y negro, con sólo el elemento ocasional de azul polvo o crema. Con esa estricta paleta viene atención a la fabricación y la proporción. Una tapa con cierre posterior, amplia manga de blanco se acoda sobre un tanque neta de nido de abeja y un lápiz de cuero de color crema falda. Un vestido tubo blanco con mangas onduladas y un encarte de pura negro en la clavícula es escultural sin alejarse demasiado de la comercial. Y un par de pantalones profundamente plisado en un crepe japonés de lujo de aspecto se recortan a la longitud correcta.

Rodríguez le gusta usar servidumbre de tela y une las costuras en casi todas las piezas para darles una ventaja super limpio. Es una técnica que funciona bien con su nueva visión de la marca. Hasta ahora, todo bien….

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Robert Rodriguez is celebrating the tenth anniversary of his namesake collection with lots of newness: a new studio (done in whitewashed brick and featuring a zigzag light installation), a new logo (the already minimalist font has been pared down even more), and a new direction for the collection. “It’s a total revamp,” said the designer at his bright new space in New York’s Meatpacking District.

Spring lineup still has the sporty-meets-sexy elements of the past, but there’s a new edge of refinement. (Gone is the “cheesy L.A.” element that plagues so many West Coast designers—maybe that’s because Rodriguez splits his time between the two cities, and this time around New York won out.)

Everything is black and white, with just the occasional element of powder blue or cream. With that strict palette comes attention to fabrication and proportion. A zip-back, wide-sleeve top in white is layered over a honeycomb net tank and a cream-colored leather pencil skirt. A white sheath dress with billowing sleeves and a black sheer insert at the collarbone is sculptural without straying too far from the commercial. And a pair of deep-pleated trousers in a luxurious-looking Japanese crepe are cropped to just the right length.

Rodriguez really likes to use bonded fabric—and he bonded the seams on nearly every piece to give them a super-clean edge. It’s a technique that works well with his new vision for the brand. So far, so good.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s