New York Fashion Week S/S 2014: Suno

collageErin Beatty Max Osterweis recoger un premio CFDA en junio. Échale la culpa a ese galardón, pero los diseñadores estaban pensando a lo largo de las líneas de nostalgia en esta temporada. Las personas que estaban en torno al principio de Suno hace cinco años más o menos recordarán el Kanga impresiones que proceden de Kenia. Aquellos hecho una reaparición de la primavera, al igual que lo Beatty llamado generalizado “maximalista safari africano-Suno chica” ambiente. Cebras trote a lo largo del dobladillo de una falda midi y el torso de una chaqueta de abrigo y ropa de color caqui se complementó con viseras rafia profundas ala ancha. Pero maximalista era realmente la palabra clave. Cada nueva impresión y la textura fue recibido con entusiasmo por el público, no en último lugar por Tyson Chandler, que rompieron fotos del iPhone más rápido que las miradas pudieran bajar por la pista de aterrizaje. (Las Nicholas Kirkwood unas zapatillas de baño ganaron Instagrams algunos de los suyos, también.)

Pero la nostalgia era sólo parte de la historia. Beatty y Osterweis entienden que no pueden contar con grabados para siempre. Al comenzar la semana de la moda de Nueva York, el desfile patrón parece realmente llegar a su fin. Y así, esta temporada, el dúo hizo un esfuerzo consciente para incorporar más sólidos, por una parte y texturas más en el otro. Siluetas parecían ser un poco más exagerado, también. Jacquards florales en versiones blanco y rojo compartieron la pasarela con cortado con láser de piel sintética camisetas, que competían por la atención con una blusa entallada y sistema de la falda del lápiz (una silueta popular para los diseñadores) tejida con hojas de oro. Los diseñadores tenían un montón de ideas y la colección tenía un montón de entusiasmo. La gente se fue feliz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Erin Beatty and Max Osterweis picked up a CFDA prize in June. Chalk it up to that accolade, but the designers were thinking along nostalgic lines this season. People who were around at Suno‘s beginning five or so years ago will remember the kanga prints they sourced in Kenya. Those made a comeback for Spring, as did what Beatty called a generalized “maximalist African-safari Suno girl” vibe. Zebras trotted along the hem of a midi skirt and the torso of a wrap jacket, and khaki outfits were accessorized with deep-brimmed raffia visors. But maximalist was really the operative word. Every new print and texture was greeted enthusiastically by the crowd, not least of all by Tyson Chandler, who snapped iPhone photos as fast as the looks could come down the runway. (The Nicholas Kirkwood shower sandals earned some Instagrams of their own, too.)

But nostalgia was only part of the story. Beatty and Osterweis understand they can’t count on prints forever. As New York fashion week begins, the pattern parade seems genuinely to be ending. And so, this season, the duo made a conscientious effort to incorporate more solids on the one hand and more textures on the other. Silhouettes seemed to be a bit more exaggerated, too. Floral jacquards in white and red versions shared the catwalk with laser-cut faux leather T-shirts, which vied for attention with a crop top and pencil skirt set (a popular silhouette for the designers) woven with gold foil. The designers had a lot of ideas and the collection had tons of verve. People left happy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s