New York Fashion Week S/S 2014: Tome (LookBook)

collage
Tomo diseñadores Ryan Lobo y Ramon Martin como a una mujer formidable. Eso se refleja en las musas eligen — última temporada, Georgia O’Keeffe y éste, artista americano cubana Ana Mendieta — y se expresa a través de su ropa, que transmiten una fuerza distintivamente femenina. Para la primavera, el dúo CFDA/Vogue Fashion Fund-nominado optó por un mien menos terrenal que la última vez, destacando evanescentes telas como tul y encaje y trabajando en una paleta de ensueño de la crema, arena tonos, rosa, malva y rosa. Pero el ambiente diosa de la tierra que están surgiendo como una firma marca estaba todavía en juego rápido — testigo el cabo humeralis vestido hechos en los pliegues de la señora Grès, que parecía apropiado para Diana la cazadora, o el vestido de caftán bordado en un adorno de Mendieta. Incluso la gamine más miradas llevaron el tono, gracias a Martin y del Lobo muscular forma de trabajar con sus formas. Por ejemplo, un vestido de color rosa pálido, parecía han sido esculpidas por los diseñadores sólo tomando puñados de tela y haciendo suaves pliegues. Un destacado color crema slipdress asimismo dio la impresión de haber sido maltratados juntos, aunque en realidad Lobo y Martin había dejado absolutamente nada sobre la mirada al azar. Mientras tanto, textura fue otro elemento distintivo: el Mme Grès plisados, los bordados, el ligero recubierto de algodón de los macs, y especialmente el tweed sorprendentemente delicado todo sirvió para dar el calor de la colección. De manera que es difícil expresarlo con palabras, la ropa fue real. Como las mujeres Lobo y Martin intención han usarlos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tome designers Ryan Lobo and Ramon Martin like a formidable woman. That’s reflected in the muses they choose—last season, Georgia O’Keeffe, and this one, Cuban American artist Ana Mendieta—and it’s expressed through their clothes, which convey a distinctively feminine force. For Spring, the CFDA/Vogue Fashion Fund-nominated duo opted for a less earthy mien than they did last time, emphasizing evanescent fabrics like tulle and lace, and working in a dreamy palette of cream, sand tones, rose, mauve, and pink. But the earth-goddess vibe fast emerging as a brand signature was still in play—witness the cape-shouldered dress done in Madame Grès pleats, which looked fit for Diana the Huntress, or the caftan gown embroidered in a Mendieta motif. Even the more gamine looks carried the tone, thanks to Martin and Lobo’s muscular way of working with their shapes. A pale-pink V-neck dress, for instance, appeared to have been sculpted by the designers just grabbing handfuls of fabric and making soft pleats. A standout cream-colored slipdress likewise gave an impression of having been roughed together, though in fact Lobo and Martin had left absolutely nothing about the look to chance. Meanwhile, texture was another distinguishing element: The Mme Grès pleats, the embroideries, the lightweight coated cotton of the macs, and especially the surprisingly delicate tweed all served to give the collection warmth. In a way that’s difficult to put into words, the clothes felt real. Like the women Lobo and Martin intend to have wear them.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s