New York Fashion Week S/S 2014: Assembly

collage

Noventa athleticwear y los setenta ‘ Sportif estilo fueron los temas centrales detrás de Greg Armas ‘ cuarta colección femenina para la Asamblea y de las luces de neón ” zinc ” pink rayado en visor -sunglasses – enmascarados rostros de sus modelos al sostenes deportivos cultivos cum cremallera frontal tops ( algunos de los cuales eran un wee Bittoo cosechado) , no había duda de estas referencias . ” Recuerdo haber visto a los Juegos Olímpicos como un niño”, recordó Armas post- presentación “, y todo el mundo parecía increíble . Ahora estamos en la ciudad de Nueva York , estamos corriendo tan rápido como nos sea posible , y yo pensaba en una forma fácil de vestir que permitirá a las mujeres a cambiar rápidamente de un vestido y en la siguiente, ” explicó. Este cavilaciones dio en abundancia de cremalleras expuestas , uno corrió a lo largo de un vestido de tenis retro , que se ofrece en viscosa de color rojo y gris jacquard . Otra sirve como respiradero de la cadera de un puente de cereza relajado, y más aún apareció en la clavícula de un top de mangas largas de cultivos, una blusa blanca sin mangas , y un par de overoles mancha viscosa navy con correas gruesas cinta del grosgrain y neón – bolsillos forrados de verde . Este último fue un destacado primavera clara .

Elevada estética entrenamiento Armas ‘ fue el más exitoso de una serie de piezas de cobre . Usó cupro metálico a la moda unos pantalones pista recortadas sin fin fresco ( que se combina con un azul marino claro y camiseta del béisbol viscosa raglan – mezcla gris) y también se aplica como el recorte en la cima de giro maravillosamente drapeado , que mostró con el blanco líquido pantalones cortos. Por otra parte, las referencias eran un poco demasiado literal. Impresiones yin -yang del diseñador, mientras que muy noventa, parecía anticuada , al igual que algunos de sus luces de neón acentuados deportivos mercancías jacquard Spice- listos .

Algunas de las mejores piezas de la temporada atrajo en gran medida de las habilidades de moda masculina para la cual se conoce Armas. Un vestido de algodón a rayas bisel gris oscuro sin duda será de interés para su chica de la ciudad en el camino, y un líquido blanco rayón chal vestido con un escote solapa detalle fusionado centro de bohemia y aderezo de poder. Las botas blancas – una cosecha de cuero con suela de goma de colaboración con el Mamut – también eran un gran toque. Armas está en el buen camino , pensando en la funcionalidad y lo que las mujeres reales tienen , pero sería prudente equilibrio que práctico , con más de la fantasía de que las mujeres quieren .

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nineties athleticwear and the seventies’ sportif style were the central themes behind Greg Armas’ fourth womenswear collection for Assembly—and from the neon pink “zinc” streaked across his models’ visor-sunglasses-masked faces to the zip-front sports bras cum crop tops (some of which were a wee bittoo cropped), there was no mistaking these references. “I remember watching the Olympics as a kid,” Armas recalled post-presentation, “and everyone looked amazing. Now we’re in New York City, we’re running as fast as we can, and I thought about an easy way of dressing that will allow women to quickly change out of one dress and into the next one,” he explained. This musing resulted in an abundance of exposed zippers; one ran down the length of a retro tennis dress, which was offered in both red viscose and gray jacquard. Another served as a vent at the hip of a relaxed cherry jumper, and more still appeared across the collarbones of a long-sleeved crop top, a sleeveless white blouse, and a slick pair of viscose navy overalls with thick grosgrain ribbon straps and neon-green-lined pockets. The latter was a clear Spring standout.

Armas’ elevated workout aesthetic was most successful in a series of copper pieces. He used metallic cupro to fashion some endlessly cool cropped track pants (which he paired with a light navy and gray viscose-raglan-blend baseball tee) and also applied it as the trim on a wonderfully draped twist top, which he showed with fluid white shorts. Elsewhere, the references were a bit too literal. The designer’s yin-yang prints, while very nineties, felt dated, as did some of his neon-accented Sporty Spice-ready jacquard wares.

Some of the best pieces this season drew heavily upon the menswear skills for which Armas is known. A dark gray pinstripe cotton bevel dress will definitely appeal to his city girl on the go, and a fluid white rayon shawl frock with a lapel-detail neckline fused downtown bohemia and power dressing. The rubber-soled white leather crop boots—a collaboration with Mamut—were also a great touch. Armas is on the right track, thinking about functionality and what real women need, but he would be wise to balance that practicality with more of the fantasy that women want.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s