New York Fashion Week S/S 2014: Donna Karan

collage

Donna Karan salió de su arco mirando como si estuviera listo para llamar a un taxi. Trenchcoat. Bolsas de cuero de gran tamaño. Gran bufanda, gráfico impreso. La multitud se encogió de hombros colectivos y salió corriendo a la próxima edición, pero vale la pena criar. Su colección habría ido mejor si hubiera frenó algunos de sus excesos.

Ella tenía los fundamentos de un hermoso cartel-que sentía firma Donna: vestidos lánguidos colgados con correas de cuero en las caderas, abrigos suavemente construidos y chaquetas que se coló en como un manto, una paleta de invitación de los azules marinos y cálidos, marrones soleadas. Pero ella tomó un giro equivocado en algún punto del camino. Su programa señala describió la colección como una misión: “Cómo activar la sensualidad y la facilidad de un pañuelo de mano bloqueado en un armario y urbano del día en pedazos noche”, dijeron. Pero bloque de impresiones son mejores en pequeñas cantidades. En una camisa caftán de seda y abrigo a juego tramo georgette falda, se sienten abrumados. Lo mismo va para los pantalones de pijama impresos combinados con una chaqueta de gamuza tejida a mano final flecos hasta las rodillas. Los enormes sombreros de cuero triturado no ayuda a su causa, a pesar de las grandes pendientes de cordones de cuero parecía nuevo y fresco.

En su mayor parte, Karan intercambió impresiones de colores sólidos en sus vestidos de noche, y el espectáculo terminó con una nota para arriba. Especias de Kati Nescher y terra-cotta vestido halter de nocaut.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Donna Karan came out for her bow looking like she was ready to hail a cab. Trenchcoat. Oversize leather tote. Large, graphic-printed scarf. The crowd shrugged its collective shoulders and dashed off to the next show, but it’s worth bringing up. Her collection would’ve gone over better if she’d reined in some of its excesses.

She had the fundamentals of a beautiful lineup—one that felt signature Donna: languid dresses slung with leather belts at the hips, softly constructed coats and jackets that slipped on like a robe, an inviting palette of sea blues and warm, sunbaked browns. But she took a wrong turn somewhere along the way. Her program notes described the collection as a quest: “How to turn the sensuality and ease of a hand-blocked scarf into a chic urban wardrobe of day into night pieces,” they said. But block prints are better in small quantities. On a silk caftan shirt and matching stretch georgette wrap skirt, they overwhelmed. Ditto goes for the printed pajama pants paired with a handwoven suede jacket trailing fringe to the knees. The enormous crushed leather hats didn’t help her cause, although the large pendants on leather cords looked new and cool.

For the most part, Karan swapped prints for solid colors on her evening dresses, and the show ended on an up note. Kati Nescher’s spice and terra-cotta halter gown was knockout.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s