New York Fashion Week S/S 2014: Edun

collage

Una pizarra limpia. Eso es lo que Danielle Sherman fue dado después de ser nombrado director creativo en Edun, la respaldados por LVMH, éticamente procedente de colección que fue fundada en 2005 por Bono de U2 y su esposa Ali Hewson. La idea original de Edun — para efectuar un cambio real en los países en desarrollo mediante el empleo de los locales para producir ropa en lugar de simplemente ofrecer ayuda desde los ingresos generados por dicha ropa — ha pegado, pero sus diseñadores no. Primero, hubo Rogan Gregory, quien partió en el año 2007. Luego vino el diseñador irlandés Sharon Wauchob, quien lideró la etiqueta durante seis temporadas.

Pero mientras que estos diseñadores son talentos por derecho propio, sus ideas para la marca nunca fueron lo suficientemente fuertes para que sea más que una etiqueta bienhechor con asociaciones estrelladas. Como con muchas manera socialmente responsable, no hay suficiente atención a la ropa real. Y tan grande como es para comprar algo que sabes que se produjo en una forma ética, sólo vas a comprarlo si se ve bien. Sherman, que ayudó a lanzar la fila y fue director de diseño de T por Alexander Wang durante los últimos cinco años, se acercó a su primera posición en la parte superior de una manera decididamente diferente de sus antecesores. Y los resultados iniciales son más prometedoras. Para empezar, tiene una opinión. Acerca de todo. “El ajuste, la fabricación, el logotipo — Estamos redefiniendo todo,” dijo los diseñadores apenas unos días antes de su desfile de primavera.
“Para mí, es acerca de crear ropa que las mujeres quieren usar.” Nueva definición de Sherman de Edun se trata de “aplanar” la silueta: camisas, chaquetas y abrigos son sin cuello, dada la dimensión a través de tuberías en blusas pijama y una armadura de cesta tejida a mano en la parte superior de un cultivo. Que recorta la cáscara fue usado en un tanque suelto y un par de pantalones louche-plisado de caja en blanco, que fueron impresas con filas y filas de triángulos derecho en marrón (diseñadores de un color a menudo parecen miedo de usar). Profunda hendidura envoltura faldas fueron colgadas bajo en la cintura y muchos se hicieron en un cuero rico, rusty, algunos tejidos a mano para crear un tablero gráfico.
Sherman también estaba decidida a cortar encima de las costuras laterales de T-shirts — permite al usuario mete la parte delantera y deje atrás flojos. Las rajas del lado alto en faldas largas y rectas, otra vez en blanco — también eran frecuentes, hecho para parecer más nómadas que sexy emparejado con emparejar Birkenstocks. Una falda larga destacado fue un tramo-viscosa crepe blanco con rayas de color rojizo cuero subiendo esas hendiduras laterales; dieron un recurso casi colegial.Sin duda, intenciones altruistas de Edun permanecen, y Sherman está trabajando con artesanos en todo el mundo para crear los productos que quiere. El diseñador visitó Africa este verano para las fábricas de la compañía hay en pista con su nueva visión. Y que influencia todavía puede ser fieltro, especialmente en la joyería — como un cuerno y brazalete de cristal cuello — o la baja sudaderas con capucha hecho en cuero y cuerda de mélange de punto. En el pasado, Edun sentó en el piso contemporáneo en tiendas por departamento; esta nueva colección será superior-contemporáneo, o, como Barneys ahora llama, “desarrollo”. Refleja el nuevo nivel de prestigio Sherman ha traído a la marca, finalmente, la fuerza de la ropa de Edun coincidirá con la fuerza de su misión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A clean slate. That’s what Danielle Sherman was given after being appointed creative director at Edun, the LVMH-backed, ethically sourced collection that was founded in 2005 by U2’s Bono and his wife Ali Hewson. The original idea for Edun—to effect a real change in developing countries by employing locals to produce clothes instead of simply offering aid from the proceeds generated by said clothes—has stuck, but its designers haven’t. First, there was Rogan Gregory, who departed in 2007. Then came Irish designer Sharon Wauchob, who led the label for six seasons. But while these designers are talents in their own right, their ideas for the brand were never strong enough to make it more than a do-gooder label with starry associations. As with much socially responsible fashion, not enough attention was paid to the actual clothes. And as great as it is to buy something that you know was produced in an ethical way, you’re only going to buy it if it looks good.

Sherman, who helped launch The Row and was design director of T by Alexander Wang for the past five years, has approached her first position at the top in a decidedly different way from her predecessors. And the initial results are more than promising. To start, she has an opinion. About everything. “The fit, the fabrication, the logo—we’re redefining it all,” said the designer just days before her Spring runway show. “For me, it’s about creating clothes that women want to wear.”

Sherman’s new definition of Edun is about “flattening” the silhouette: shirts, blazers and coats are collarless, given dimension through piping on pajama blouses and a handwoven basket weave on a crop top. That cropped shell was worn over a loose tank and a pair of louche box-pleat trousers in white, which were printed with rows and rows of right triangles in brown (a color designers often seem afraid to use). Deep-slit wrap skirts were slung low on the waist and many were done in a rich, rusty leather, some handwoven to create a graphic checkerboard. Sherman was also intent on slicing up the side seams of T-shirts—it lets the wearer tuck the front in and leave the back loose. High side slits on long, straight skirts—again in white—were also prevalent, made to look more nomadic than sexy paired with matching Birkenstocks. A standout long skirt was a stretch-viscose white crepe with rust-colored leather stripes going up those side slits; they gave it an almost collegiate appeal.

To be sure, Edun’s altruistic intentions remain, and Sherman is working with artisans throughout the world to create the wares she wants. The designer visited Africa earlier this summer to get the company’s factories there on track with her new vision. And that influence can still be felt, especially in the jewelry—like a horn and crystal neck cuff—or the baja hoodies done in leather and knitted mélange rope. In the past, Edun sat on the contemporary floor at department stores; this new collection will be upper-contemporary, or, as Barneys is now calling it, “development.” It reflects the new level of prestige Sherman has brought to the brand—finally, the strength of Edun’s clothes will match the strength of its mission.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s