New York Fashion Week S/S 2014: Tribune Standard (LookBook)

collage
Tawfik Mounayer está obsesionado con Tina Chow, así que para la primavera él vio a su cliente sofisticado a través de un filtro de muy buen gusto, Japonés. Hubo destellos de kimono en el cinturón obi-estilo un faille texturizado y túnica de organza con cable y en los cierres ocultos, single-snap simples sobre un vestido y chaqueta no estructurados “dojo”. Una de las huellas, comprueba geométrico blanco sobre negro, fue tomada de kimonos de los hombres.
Sobrio y fresco, contribuyó a la tranquilidad general de roca-jardín de la ropa. Pero hubo algunas interrupciones en el Zen. Un remolino arena-lámina en tonos pastel brillante sobre una chaqueta recortada y par de pantalones de pierna ancha era bastante salvaje. Mounayer dijo que tenía nonagenaria Iris Apfel en mente cuando él lo diseñó, y francamente, no estamos seguros de quién más podría llevarlo a cabo. Los mismos colores en un bloque de impresión en un vestido faille textura en blanco fueron muy dulces — demasiado serio para Iris, pero mucho más manejable para el resto de nosotros. Atención de Mounayer interesante, ricos fabricaciones y detalles significativos — como el sujetador-mantiene en cada vestido — es lo que hace esta ropa especial. Eso y su genuino interés en lo que las mujeres usan realmente; más de una vez hizo hincapié en que las mujeres de ropa de diseños hecho sacar sus armarios. “Se trata de chicas levantarse y vestirse,” dijo. En su mayor parte, eran sólo las piezas pesadas-rotación que él imaginó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tawfik Mounayer is obsessed with Tina Chow, so for Spring he viewed his sophisticated client through a preppy, Japanese filter. There were flashes of kimono in the obi-style belt on a textured faille and corded organza tunic top and in the simple hidden, single-snap closures on a wrap dress and unstructured “dojo” blazer. One of the prints, geometric white checks on black, was taken from men’s kimonos. Understated and fresh, it contributed to the general rock-garden tranquillity of the clothes.

But there were some interruptions in the Zen. A swirly sand-art print in bright pastels on a cropped jacket and matching pair of wide-leg pants was pretty wild. Mounayer said he had nonagenarian Iris Apfel in mind when he designed it, and frankly, we’re not sure who else could pull it off. The same colors in a block print on a textured faille wrap dress in white were very sweet—way too staid for Iris, but much more manageable for the rest of us. Mounayer’s attention to interesting, rich fabrications and meaningful details—like the bra-keeps in every dress—are what makes these clothes special. That, and his genuine interest in what women really wear; more than once he stressed that he designs clothes women will actually pull out of their closets. “It’s about girls getting up and getting dressed,” he said. For the most part, these were just the heavy-rotation pieces he envisioned.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s