New York Fashion Week S/S 2014: Clover Canyon (LookBook)

collage
Inspirado por arquitectos y artistas de California de mediados de siglo — de Dan Flavin a los Eames — diseñador trébol Canyon Rozae Nichols fue lineal para la primavera, favoreciendo las líneas limpias e imprime una silueta más para exhibir su firma. La influencia del tubo fluorescente de Flavin pudo verse en la paleta de brillos apagados y en la impresión futurista, simétrica que divide un vestido ajustado, sin mangas. En desierto naranjas, amarillos y rojos, con un parche de color azul pálido en la clavícula, fue lo que podría imaginar Marte parecen un ávido lector de ciencia ficción de los años cincuenta. Más fácilmente identificable fueron la arquitectura planos (prestadas a la empresa de un amigo) serigrafiados sobre lino. ¿Una referencia muy concreta? Tal vez, pero no hay estilo docente ahí que ha estado esperando una falda plano decente durante años. Faldas de organza translúcido delantal usadas sobre neopreno mini-short eran astutos y fresco; dependiendo de cómo usted los usa, podrían ser hasta un poco perverso. Una impresión de trébol cañón no tiene nada que estar metido con, pero estas piezas no agresivamente en-su-cara como otras etiquetas gráficas-pesado ahí. En otras palabras: un poco más de California, un poco menos Nueva York.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Inspired by mid-century California artists and architects—from Dan Flavin to the Eameses—Clover Canyon designer Rozae Nichols went linear for Spring, favoring clean lines and a longer silhouette to showcase her signature prints. The influence of Flavin’s fluorescent tubing could be seen in the palette of muted brights and in the futuristic, symmetrical print that divided a close-fitting, sleeveless dress. In desert oranges, yellows, and reds, with a patch of pale blue at the collarbone, it was what an avid reader of 1950s science fiction might imagine Mars to look like. More easily identifiable were the architectural blueprints (borrowed from a friend’s firm) screen-printed onto linen. Too specific a reference? Maybe, but there’s a stylish docent out there who’s been waiting for a decent floor-plan skirt for years. Translucent organza apron skirts worn over neoprene mini-shorts were crafty and cool; depending on how you wear them, they could even be a little kinky. A Clover Canyon print is nothing to be messed with, but these pieces weren’t aggressively in-your-face like other graphic-heavy labels out there. In other words: a little more California, a little less New York.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s