New York Fashion Week S/S 2014: Elie Tahari (LookBook)

collage
Elie Tahari celebra 40 años al timón de su marca homónima, y claramente está buscando más de cuarenta. La primavera fue acerca del futuro, con Tahari incorporando materiales de alta tecnología en sus diseños e inyectar todo con una facilidad deportiva y moderna. Las costuras en la masculina fueron cerradas con cinta de silicona, y laser-corte perforaciones abundaban en la mira de las mujeres. Por supuesto, usted tiene que mirar hacia atrás para mirar hacia adelante, por Tahari actualizado algunas de sus siluetas icónicas — una capa de oscilación, un mono — y sazonado con pimienta esas piezas a lo largo de la colección. Esos artículos de la edición de 1974 no eran muy diferentes a las actuales ofertas — una indicación, tal vez, de un ADN Tahari fuerte — y todo, en ambos hombres y mujeres, comparten un ambiente informal, relajado, no estructurado. Una excepción fue un par de cremallera frontal, vestidos de cuero curva-aferrado en uno de impresiones únicos de la colección y estallidos de color, una mezcla de flores tropical y turquesa brillante, respectivamente. Se sentían como una salida innecesaria del ambiente chill y paleta ganadora de cool azul, negro, y pálidas, heladas neutrales Tahari había establecido. Telas fueron mezcladas con buenos resultados: una blusa larga pura en el menor indicio de azul parecía grande capas debajo de una chaqueta de cuero perforado blanco y emparejado con short blanco del telar jacquar. Esa mirada tenía tan atractivo como la cremallera vestidos y se sentía como un futuro clásico, para arrancar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Elie Tahari is celebrating forty years at the helm of his eponymous label, and he’s clearly gunning for forty more. Spring was about the future, with Tahari incorporating high-tech materials into his designs and injecting everything with a sporty, modern ease. The seams on the menswear were closed with silicone tape, and laser-cut perforations abounded on the women’s looks. Of course, you have to look back to look forward, so Tahari updated a few of his iconic silhouettes—a swing coat, a jumpsuit—and peppered those pieces throughout the collection. Those Edition 1974 items weren’t very different from the current offerings—an indication, perhaps, of a strong Tahari DNA—and everything, in both men’s and womenswear, shared a casual, relaxed, unstructured vibe. One exception was a pair of zip-front, curve-clinging leather dresses in one of the collection’s sole prints and pops of color, a tropical floral mélange and bright turquoise, respectively. They felt like an unnecessary departure from the chill vibe and winning palette of cool blues, black, and pale, icy neutrals that Tahari had established. Fabrics were mixed to good effect: A long sheer blouse in the faintest hint of blue looked great layered under a perforated white leather jacket and paired with white jacquard shorts. That look had just as much sex appeal as the zipper dresses and felt like a future classic, to boot.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s