New York Fashion Week S/S 2014: Marchesa

collage

“Yo solía tener un gabinete curiosidad cuando era un niño, y fue tomando elementos diferentes y les trenzar juntos en una cosa, la idea aquí”, dijo el diseñador Georgina Chapman tras bambalinas antes primavera de Marchesa Mostrar. “No hay ningún corsetería y es mucho más relajada”. Mientras que “tranquilo” es un término relativo para el amado de etiqueta para su noche de over-the-top, había hecho una nueva facilidad sobre la formación del última, que combina florales bordados y encajes de Chantilly con siluetas románticas, inspirada en la ropa interior. Un azul claro sesgo de corte raso slipdress con una superposición de tul cuerpo rozando muy bien ejemplificado el enfoque más suave Chapman y socio Keren Craig llevó a la estación, como lo hizo pura, un poco bohemio en niveles faldas rociadas con cristales y plumas emparejadas con delicado chicaque tops y pantalones cortos de grifo.

Era fácil imaginar estrellitas en la demanda apareciendo en alfombras rojas (los Emmys están a la vuelta de la esquina, después de todo) en algunos de los más dulces — casi inocente — parece que aún mostraba destellos de piel. Hubo un eclecticismo definitivo sobre la nueva colección, que se destacó por los tatuajes personalizados que Scott Campbell pintada en los modelos para la ocasión. Faldas drapeadas franja fueron demostradas con adornos “t-shirts” (fiel a su estilo, toma de Marchesa en el básico era cualquier cosa menos), y un vestido inolvidable fue cuidadosamente decorado con pesadas guirnaldas de Perlas ensartadas mano que sacudió audiblemente con cada paso por la pasarela. Otros destacados aquí incluyen una serie de cintura imperio negra vampy envuelta con cintas alrededor del busto, así como un vestido de Cóctel de oro metálico con threadwork intrincado floral que sentía extravagante pero no molesto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“I used to have a curiosity cabinet when I was a kid, and the whole idea here was taking different elements and braiding them together into one thing,” said designer Georgina Chapman backstage beforeMarchesa‘s Spring show. “There’s no corsetry and it’s much more relaxed.” While “relaxed” is a relative term for the label beloved for its over-the-top eveningwear, there was indeed a new ease about the latest lineup, which combined floral embroideries and Chantilly laces with romantic, lingerie-inspired silhouettes. A pale-blue bias-cut satin slipdress with a body-skimming tulle overlay nicely exemplified the softer approach Chapman and partner Keren Craig took to the season, as did sheer, slightly bohemian tiered skirts sprayed with crystals and feathers paired with delicate bralet tops and tap shorts. It was easy to imagine in-demand starlets turning up on red carpets (the Emmys are just around the corner, after all) in some of those sweeter—almost innocent—looks that still showed flashes of skin.

There was a definite eclecticism about the new collection, which was underscored by the custom tattoos Scott Campbell painted on the models for the occasion. Draped fringe skirts were shown with embellished “T-shirts” (true to form, Marchesa’s take on the basic was anything but), and a memorable gown was painstakingly decorated with heavy swags of hand-strung pearls that audibly shook with each step down the runway. Other standouts here included a vampy black Empire-waist number wrapped with ribbons around the bust, as well as a metallic gold cocktail dress featuring intricate floral threadwork that felt fanciful but not fussy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s