New York Fashion Week S/S 2014: Naeem Khan

collage

Primero una última cosa: Naeem Khan cerró su show con un adelanto a su próxima línea nupcial, lanzando en octubre. Habrá encaje.

Al principio: Khan encontró inspiración en todas las cosas Latina esta temporada, un paisaje arrebatador que fue hogar de Frida Kahlo, bailarines de flamenco, iglesias mexicanas y los moros. Los modelos fueron coronados en trenza de diadema de firma de Kahlo (no unibrows), y los vestidos gotearon con rosas bermellón. Hubo unas siluetas claramente españolas — como una falda bordada georgette campesino blusa y trompeta — y algunos claramente Khan siluetas, incluyendo un caftán etiqueta con un bordado floral cameo. Encaje se utilizó para efecto hermoso aquí. En un vestido sin tirantes de tul funcionó como una estampa bordada, una técnica logra individualmente cortar y coser a mano cada pieza. “Es casi como costura,” dijo Khan. Ciertamente parecía decadente y era una prueba que un vestido precioso no necesita un montón de plumas y adornos para hacer una declaración. Esta colección fue libre de plumas, pero no carece de galas. Una cubierta de paillette t-y-trompeta-falda era tan drippy con granos lo proporciona su propia banda sonora tintinean. Y, hacia el final, algunos vestidos con cuentas copetudos y metálicos tafetán de positivamente cargados de decoración. Pero eso es una objeción. Khan demostró total considerable moderación, y cuando no lo hizo, el resultado fue todavía vale la pena el peso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Last thing first: Naeem Khan closed his show with a sneak peek at his upcoming bridal line, launching in October. There will be lace.

Back to the beginning: Khan found inspiration in all things Latin this season, a sweeping landscape that was home to Frida Kahlo, flamenco dancers, Mexican churches, and the Moors. The models were crowned in Kahlo’s signature headband braid (no unibrows), and the dresses dripped with vermilion roses. There were a few distinctly Spanish silhouettes—like an embroidered georgette peasant blouse and trumpet skirt—and a few distinctly Khan silhouettes, including a black-tie caftan with a floral cameo embroidery. Lace was used to beautiful effect here. On one strapless tulle gown it functioned as an embroidered print, a technique achieved by individually cutting and hand-sewing each piece. “It’s almost like couture,” Khan said. It certainly looked decadent, and was proof that a gorgeous gown doesn’t need lots of feathers and finery to make a statement. This collection was feather-free, but it wasn’t lacking for finery. One paillette-covered tee-and-trumpet-skirt look was so drippy with beads it provided its own clinking soundtrack. And, toward the finale, a few of the taffeta tufted and metallic beaded dresses looked positively heavy with decoration. But that’s a quibble. Khan showed considerable restraint overall, and when he didn’t, the result was still worth the weight.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s