New York Fashion Week S/S 2014: Osklen

collage

Las piedras preciosas tienen mucho que hacer por ellos. Están brillantemente coloreados, simultáneamente transparentes y opacos, compuesta por ángulos interesantes y codiciado, casi universalmente, por el sexo débil. Colección de primavera de Oskar Metsavaht fue una Oda a ellos: una exploración firmemente enfocada de ángulos agudos, capas transparentes y brillantes saturados colores sólidos. El estilo es un poco efectista — piedras preciosas los modelos embragues talones emparejó sus trajes y algunos llevaban gafas de sol que empareja, facetadas — pero la calidad de la tela era claro y limpio de la sastrería. Un aspecto blanco en Crepé fue refrescante y crujiente, un top muy recortado en capas sobre una larga túnica llevaba pantalones atenuada. Simple y sofisticado. Más tarde en capas se ve en blanco y negro de seda parecido elegante geometría problemas — cuadrado tapas sobre tapas anguladas que convirtió las faldas cuadradas en triángulos. Suena complicado, pero se veía muy fácil. Uno de los dos de la colección grabados — gemas brillantes de neón sobre un fondo negro — fue gráfico y diversión (Metsavaht arregló minerales en las formas de piñas y palmeras, luego les fotografió), pero se abarató mediante la adición de capas de plástico transparente. Lo mismo que mismo imprimir más adelante, ahora en neutrales e impresos en un eco especial vegetal teñido de seda. Las capas de plástico duro piezas estaban fuera de lugar e innecesario. Despojarlos y te dejo con algo fresco y provocadora.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Gemstones have a lot going for them. They’re brightly colored, simultaneously transparent and opaque, made up of interesting angles, and coveted, pretty much universally, by the fairer sex. Oskar Metsavaht’s Spring collection was an ode to them: a tightly focused exploration of sharp angles, sheer layers, and brightly saturated solid colors. The styling was a little gimmicky—the models’ gemstone clutches and heels matched their outfits, and a few wore matching, faceted sunglasses—but the quality of the fabric was clear and the tailoring clean. An all-white look in crepe was crisp and refreshing—a very cropped top layered over a long tunic was worn over attenuated pants. Simple and sophisticated. Later layered looks in black and white silk looked like elegant geometry problems—square tops over angled tops that turned square skirts into triangles. Sounds tricky, but it looked very easy. One of the collection’s two prints—neon bright gemstones on a black background—was graphic and fun (Metsavaht arranged minerals in the shapes of pineapples and palm trees, then photographed them), but it was cheapened by the addition of clear plastic layers. Ditto that same print later on, now in neutrals and printed on a special vegetable-dyed eco silk. The hard plastic layering pieces were out of place and unnecessary. Strip them off and you’d be left with something cool and covetable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s