New York Fashion Week S/S 2014: Sophie Theallet

collage
“La sensualidad y la seducción”. Que, según to Sophie Theallet, fue el punto de su programa de primavera 2014. Y no hacía falta el diseñador que deletrearlo, tampoco. Enseguida el bate, con un primer vistazo caben todos en tonos rojos que presentaba una pegajosa tejer un top y una falda con volantes por el flamenco, estableció un tono de la sexualidad madura. Theallet siendo Theallet, esto fue manejado de manera decorosa y madura, con énfasis en las sutilezas. La pretina de la falda flounced, por ejemplo, se hizo de cuero guante ultra flexible.
Asimismo, las sedas esta temporada fueron martilladas y el punto énfasis estaba en punto complicado, todo lo cual agregó el sentido evocador de la colección de tacto.Hubo muchas miradas fuertes, con los ajustados vestidos y faldas con dobladillos de Gasa plisadas golpear un nervio va-va-voom particular. Pero el impacto de la colección en su totalidad fue mellado por el uso excesivo de un par de motivos botánicos inspirados en el artista Rosemarie Trockel. Después del espectáculo, Theallet dijo que le gustaba la idea de mostrar una maleza — en este caso concreto, una mala hierba que también podría ser utilizada como medicina. “Malo y bien juntos”, explicó. “Me gusta la paradoja. Me gusta lo complicado, porque las mujeres son complicadas.” Tomo nota, pero ni siquiera una maleza floral tuvo el efecto de prettifying lo que era de otra manera un elegante homenaje al poder femenino y el deseo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Sensuality and seduction.” That, according toSophie Theallet, was the point of her Spring 2014 show. And you didn’t need the designer to spell it out for you, either. Right off the bat, with a first look all in red tones that featured a clingy sheer knit top and a skirt with flounces fit for flamenco, she established a tone of ripe sexuality. Theallet being Theallet, this was handled in a decorous, grown-up way, with an emphasis on the subtleties. The waistband of that flounced skirt, for instance, was made from ultra-pliant glove leather. Likewise, the silks this season were hammered, and the knit emphasis was on complicated stitch, all of which added to the collection’s evocative sense of tactility.

There were a lot of strong looks here, with the snug dresses and skirts with pleated chiffon hems hitting a particular va-va-voom nerve. But the collection’s impact in toto was blunted by the overuse of a couple of botanical motifs inspired by the artist Rosemarie Trockel. After the show, Theallet said she liked the idea of showcasing a weed—in this particular instance, a weed that could also be used as medicine. “Bad and good together,” she explained. “I like the paradox. I like complicated, because women are complicated.” Point taken, but even a weedy floral had the effect of prettifying what was otherwise a graceful tribute to female power and desire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s